El juego de la Rayuela : La historia y las reglas de la Rayuela

juego-rayuela

Nadie sabe cómo, dónde o cuándo se originó este juego, que se da en lugares tan lejanos y de tradición cultural tan diversa como España y Birmania, Holanda y China. Una de las representaciones más antiguas que ha llegado a nosotros es la que aparece dibujada en el suelo del foro romano; pero, desde luego, el juego tuvo más fortuna que sus jugadores, y consiguió extenderse más de lo que jamás lograran las fronteras de aquel vasto Imperio, ni aún en los sueños más ambiciosos de un Trajano. En esencia se trata de recorrer un intrincado y difícil camino a través de cuadros trazados en el suelo, sobre uno o ambos pies, llevando un tejo o piedra que, bien es lanzado con la mano, bien es empujado con el pie de un cuadro a otro. Los estudiosos han visto en la Rayuela un camino iniciativo que va de la Tierra a! Cielo y regresa a la Tierra, un eco olvidado de iniciaciones en un misterio religioso, no falta quien encuentra en ella una representación del laberinto, ni quien cree descubrir un secreto cifrado de remotas sabidurías. Todo ello es cierto, sin duda, pero los niños ven y sienten más que eso: sobre todo, una fascinación interminable que les hace recorrer una y otra vez ese singular camino que les lleva a todas partes y a ninguna.

¿Como se juega a la Rayuela ?

La preparación del juego es de las más sencillas: basta una tiza, carbón, un palo o unas piedras con que dibujar en el suelo un trazado semejante a los que ofrecemos como ejemplo. Admite un número indefinido de jugadores; puede jugarse individualmente o por equipos y, aunque no es lo más frecuente, también puede jugar uno sólo. Aunque las reglas básicas y el objeto del juego son idénticas en todo el mundo, las variantes en el trazado o en el desarrollo del juego llegan a ser casi infinitas: la Rayuela es un magnífico ejemplo de esa rara mezcla de fidelidad a las normas y de permanente inventiva que se da en los niños. No es raro que cualquier grupo de ellos, al ponerse a jugar, invente un nuevo trazado o complique su desarrollo con nuevas
reglas y distintos pasos. Los cuatro ejemplos que se ofrecen a continuación no pretenden, pues, más que recoger alguna de las modalidades más populares y servir de invitación al juego.

Reglas generales de la Rayuela

1. En el Cielo se puede descansar con ambos pies, e incluso andar y corregir la posición del tejo si conviniera hacerlo.

2. Si el tejo cae pisando raya o en un cuadro que no le corresponde, se pierde la vez y pasa el turno al siguiente jugador. Al tocarle otra vez, el jugador reemprende el juego donde había fallado.

3. Lo mismo sucede en el caso de que un jugador pise raya en uno de sus saltos.

4. Si el tejo cae en el Infierno se pierde la vez y hay que emprender el juego desde el principio.

Desarrollo del juego La Rayuela

A. Desde la Tierra se tira el tejo al cuadro 1 con un solo pie se salta a dicho cuadro, se recoge el tejo y se regresa a la Tierra. Desde allí se vuelve a lanzar el tejo al cuadro 2, se salta con un solo pie sobre el cuadro 1 y sobre el 2, se recoge el tejo y se regresa a la Tierra. Se continúa
del mismo modo hasta llegar al Cielo, salvo en los cuadros dobles (números 4-5 y 7-8), en los que se salta sobre ambos pies, abarcando un cuadro con cada pie. Una vez en él, se repite el proceso en orden descendente hasta llegar a la Tierra.

B. En la segunda vuelta, en vez de lanzar el tejo con la mano, hay que empujarlo de cuadro en cuadro con el mismo pie con el que se salta hasta llegar al Cielo (donde puede descansarse) y desde allí regresar a la Tierra.

C. Sosteniendo el tejo entre los dos pies juntos se salta de cuadro en cuadro hasta el Cielo y se regresa a la Tierra. Si el tejo se cae se pierde la vez. El juego termina ganando el primero que ha logrado realizar estas tres vueltas.

D. En otras variantes el juego continúa siguiendo el proceso explicado en C pero llevando el tejo
sobre la cabeza, sobre el dorso de una mano, sobre la otra mano, sobre una y otra rodilla, y así, prácticamente, ad infinitum.

rayuela-juego

Juego de la Rayuela de la semana

En este trazado, una de las modalidades más extendidas, cada cuadro representa un día de la
semana, y se juega aplicando las reglas del anterior, salvo en los siguientes detalles:
— El lugar de descanso lo constituye el Domingo.
— Carece de la posible penalización del Infierno.
— La regla A no se cumple como en el caso anterior, sino que se salta siempre por encima del cuadro en el que está el tejo. Así, por ejemplo, al iniciar el juego se tira el tejo al Lunes, y desde la Tierra se salta directamente hasta el Martes. Se recorren luego consecutivamente el resto de los días, y cuando se llega de regreso al Martes se recoge el tejo y se salta directamente a la Tierra por encima del Lunes. Lo mismo se hace con todos los demás días por su orden,excepto, claro está, con el Domingo.

Juego de la Rayuela del río

En este trazado, el jugador que pise la zona marcada como Río, o cuyo tejo caiga en él, ha perdido. Puede descansarse en los cuadros números 3, 6 y 9. Se aplican las mismas reglas ya explicadas y se añade un nuevo paso sin tejo: hay que dar tres vueltas a la Rayuela sobre un solo pie y sin descansar.

rayuela-rio

Juego del Rayuela de la Luna, o el Pozo

En este trazado sobre un pie los cuadros marcados con un círculo y sobre ambos pies los marcados con un triángulo. Además, no está permitido que ni el tejo ni el jugador entren o pisen «La Luna» o «El Pozo» dibujado en el cuadro 6. Para todo lo demás sigue las reglas ya explicadas.

Une réflexion au sujet de « El juego de la Rayuela : La historia y las reglas de la Rayuela »

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Vous pouvez utiliser ces balises et attributs HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>