Mirá el radical cambio de look de los jugadores del mundial 2014 a través de los cromos Panini

messi-antes-y-despues

Mira el cambio de estilo de los jugadores del mundial 2014 a través de los cromos Panini

Los años pasan para todos, en algunos casos el pasar del tiempo es benéfico podreis ver en estas fotos la evolución de los jugadores de fútbol en los cromos Panini. Los jugadores que hoy en día vuelven locas a las chicas no fueron siempre tan guapos.

 

Sergio Ramos antes y despuéssergio-ramos-antes-y-despues

Gianluigi Buffon antes y después

Buffon-antes-y-despues

Arjen Robben antes y después

Arjen-Robben-antes-y-despues

Cristiano Ronaldo antes y después

Cristiano-Ronaldo-antes-y-despues

Karim Benzema antes y después

benzema-antes-y-despues

Steven Gerrad antes y después

Steven-Gerrard-antes-y-despues

Iker Casillas antes y después

Iker-Casillas-antes-y-despues

Wayne Rooney antes y después

Wayne-Rooney-antes-y-despues

Andres Iniesta antes y después

Andres-Iniesta-antes-y-despues

Andrea Pirlo antes y después

Andrea-Pirlo-antes-y-despues

forlan-antes-y-despues

¿Cómo nació la Copa Del Mundo?

Rober Guerin, representante de la Federación Francesa de Fútbol, soñaba ya a principios de siglo con la creación de una competición internacional abierta que uniera países y arrinconara rencores bajo la bandera del fútbol. Guerin, el 21 de mayo de 1905, era elegido primer presidente de la F.I.F.A. en el congreso constituyente de la hoy multimillonaria asociación deportiva. A su lado, en calidad de secretario general, el holandés C.A.W. Hirschmann compartía aquella ilusión. Sin apenas tiempo para sentar los cimientos de la F.I.F.A. se redacta ya una clausula de reserva que, de alguna manera, patentaba la idea de los mundiales. Ese mismo año, la F.I.F.A., que había iniciado su historia con sólo ocho asociados, ve incremen-
tado su número con las inscripciones de Italia, Alemania, Austria y Hungría. España, dicho sea de paso, había estado presente en el congreso fundacional y, lógicamente, figuraba en la relación de afiliados. Guerin y Hirschmann aprovechan la coyuntura para poner en funcionamiento aquel viejo y empolvado proyecto. Se estudian las posibilidades de éxito y se decide invitar oficialmente a las federaciones británicas Inglaterra, Irlanda, Escocia y País de Gales. pese a que no están afiliadas.

El proyecto es celebrar, en 1906, el primer Campeonato del Mundo que tendría a Suiza como país anfitrión. Se estructuran las reglas de juego, las bases del torneo y se formalizan grupos: cuatro, para disputar la fase previa. En total quince países en un grupo en el que sólo figuran tres selecciones: Alemania, Dinamarca y Suecia. España, por su parte, está integrada en el grupo segundo con Francia, Bélgica y Holanda. La idea, en principio, es bien acogida por todos los países invitados pero, a la hora de la verdad, se cumple el plazo de inscripciones y nadie, ni siquiera Suiza como anfitrión, se atreve a dar el primer paso. Ese día, el 31 de agosto de 1905, quedó grabado en la memoria de Guerin cuando, ante su mesa de trabajo, encontró un documento firmado por el representante de las federaciones británicas en el que, entre otras cosas, se decía: «La F.I.F.A. todavía no está asentada en bases suficientemente estables para emprender la creación de un campeonato mundial.

Para pensar en esta realización haría falta la seguridad previa de que en cada país t existiera una asociación nacional». El proyecto, pues, quedó abortado de forma tan fulminante como espectacular. Nadie había seguido los pasos de Guerin y eso le hundió. El inglés D.B. Woolfall le sustituirá en la presidencia de la F.I.F.A. el mismo año, 1906, en el que Inglaterra se afiliaba para, luego, en 1924 abandonar la Asociación. Entre estas fechas, sin embargo, surge la mítica figura de Jules Rinriet que en 1920, coincidiendo con la Olimpíada de Amberes, es elegido presidente de la F.I.F.A. en el correspondiente congreso de la Federación Internacional. Jules Rimet retoma el sueño de Guerin y junto a Henry Delaunay decide ponerlo en marcha. La empresa tampoco iba a resultarle sencilla. Encuentra múltiples obstáculos, escasa ilusión
entre los afiliados y sólo en 1925 recupera la ilusión tras una entrevista en Bruselas con el
diplomático uruguayo Enrique Buero.

El fútbol es tema de conversación. Uruguay es campeón Olímpico y quiere revalidar el título en Amberes. Rimet, al cabo del tiempo, comentó: «Me marché de Bruselas convencido de que la Federación Uruguaya aceptaría de buen grado la organización de la Copa del Mundo si se lo propusiéramos…» Henry Delaunay también se anima y proclama la necesidad de que el fútbol tenga su propia competición internacional con absoluta independencia de las Olimpíadas que, dicho sea de paso, estaba alcanzando cotas de interés auténticamente increíbles y en el «ranking» de asistencias de público el fútbol figuraba en los lugares de honor. En 1928 se celebra el Congreso de la F.I.F.A. en Amsterdam y se aprueban los reglamentos de la Copa del Mundo pese a la posición intransigente de los países escandinavos. Jules Rimet anuncia, sin embargo, que la decisión definitiva se tomaría, al año siguiente, en Barcelona, donde estaba programada una reunión del Comité Ejecutivo. Por fin llega la fecha soñada por Guerin y esto es algo que muy pocos españoles saben: la Copa del Mundo tuvo en Barcelona su plataforma de lanzamiento. En efecto, el 18 de mayo de 1929 se aprueba en el Salón María Cristina del ayuntamiento barcelonés la propuesta del Comité con veintitrés votos a favor, cinco en contra y la abstención de Alemania: los mundiales están en marcha. Allí mismo se decide que sea Uruguay, al año siguiente, quien organice la primera Copa del Mundo.

Los uruguayos amparados en sus dos títulos olímpicos, en aquella reunión de Rimet con el embajador Enrique Buero, en la promesa de que correrán con los gastos de todos los participantes y en que van aconstruir un estadio para cien mil espectadores que conmemorará, al mismo tiempo, el centenario de su independencia, se lleva el gato al agua. Abel La Fleur, orfebre francés, recibe órdenes para la creación de un trofeo. Se ponen a su disposición cincuenta millones de francos franceses y pronto tiene terminada la «Copa Jules Rimet», una preciosa estatuilla de treinta centímetros de altura, en oro macizo y apoyada en un zócalo de mármol. Total, cuatro majestuosos kilos que Uruguay levantaría bien alto al proclamarse, en 1930, primer campeón del mundo. Antes de que la «Copa Jules Rimet» besara el cielo de Montevideo, el presidente de la F.I.F.A. pasó por enormes dificultades. De entrada tuvo que vencer el boicot europeo. España, Austria, Checoslovaquia, Italia, Hungría y Alemania se negaron a viajar alegando la imposibilidad de aplazar sus campeonatos y falta de tiempo material para aclimatarse al invierno uruguayo. España, que había sido subcampeona olímpica en Amberes (1920) hubiera hecho, a buen seguro, un gran papel. Inglaterra, que presumía de ser lo mejor de lo mejor, vivía al margen de la F.I.F.A. y no había sido invitada.

Los esfuerzos de Rimet y las múltiples gestiones diplomáticas hicieron posible la participación de cuatro selecciones europeas: Francia, Bélgica, Rumania y Yugoslavia. La escasa representación del viejo continente iba a enfrentarse con nueve selecciones americanas. Montevideo era sede única, siendo éste un hecho que jamás se repetiría en la historia del Mundial. El campo de Peñarol fue escenario del partido inaugural: Francia-México. Pero fue el flamante «Centenario» de los cien mil espectadores quien viviría con mayor intensidad el primer mundial. Ochenta mil espectadores presenciaron la final entre uruguayos y argentinos. Al final, triunfo local por cuatro goles a dos. El arbitro, el belga Langenus, pese a todo, tuvo que salir por piernas del estadio… Así se empezaba a escribir la historia de los mundiales. La afición no le perdonó que concediera un gol fuera de juego al argentino Guillermo Stábile y le asedió hasta verle en su camarote del «Duilio» que, durante dos horas, retrasó su salida del puerto de Montevideo en espera del «malvado colegiado belga…» Así nació la Copa del Mundo que alcanzará en España su decimosegunda edición. Bueno será echar la mirada atrás y revivir la historia viva del fútbol.

2 réflexions au sujet de « Mirá el radical cambio de look de los jugadores del mundial 2014 a través de los cromos Panini »

  1. el estadio de peñarol??? perdon??? el primer estadio q se jugo el mundial fue el gran parque central del club nacional de futbol

    • Los primeros dos partidos del mundial de 1930 se disputaron a las 15:00 de Uruguay.
      Estados Unidos 3-0 Bélgica en el Gran Parque Central (del Club Nacional de Football) y Francia 4-1 México en el Estadio de los Pocitos (del Club Atlético Peñarol).

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Vous pouvez utiliser ces balises et attributs HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>