¿Te acuerdas de Chesney Hawkes ? : ¿Qué fue de Chesney Hawkes?

Chesney-Hawkes

Nativo del signo astrológico de Libra, Chesney Lee Hawkes nació el 22 de septiembre de 1971 en Windsor (Inglaterra). Recibió el nombre en honor de un famoso cómico británico llamado Chesney Alien, y ya al día siguiente de su nacimiento hizo su primera aparición en la prensa. En aquella primera fotografía aparecían sus padres, felices y sonrientes, con su primogénito y en el pie de la foto se podía leer: «Este chico ha nacido para ser una estrella.» Seguramente que el periodista que escribió aquello ni se imaginaba lo que de premonitorias tenían sus palabras. Chesney fue el primer hijo de la pareja formada por Len Chip Hawkes, bajista del grupo beat de los años sesenta, The Tremeloes, que se disolvió por primera vez el año en que nació Chess, y su esposa, Carol, una actriz muy conocida de las series televisivas británicas de los años sesenta, que aparecía con regularidad en un famoso programa de la época llamado «The Golden Shot». Cuando Chesney tenía un año la familia se vio ampliada con el nacimiento de una niña, Keely, y un año más tarde (el 12 de mayo de 1973) nacería Jodie, el benjamín de los Hawkes, que acompaña a su hermano en las giras como batería y que estudia en una escuela cerca de Londres para ser ingeniero de sonido. Chesney creció viendo los conciertos del grupo de su padre desde el backstage y las actuaciones de su madre entre bambalinas, de forma que músicos y actores formaron parte normal de su infancia. Antes de que naciera, su padre escribió una canción dedicada a él y titulada «Before I sleep», en la que volcaba todas las ilusiones que sentía con la llegada de aquel primer hijo. Como la fama de The Tremeloes se había eclipsado en Gran Bretaña, Chip Hawkes decidió jugarse el todo por el todo y se lanzó a la aventura de ser solista de country. La familia al completo se trasladó a vivir a Miami a mediado de la década de los setenta. Vivieron durante tres años en aquella soleada zona de América pero la carrera de Hawkes no prosperó, así que el matrimonio decidió regresar al Viejo Continente. En 1979 vivieron en Alemania, donde el padre de Chesney intentó recuperar la fama resucitando a su antiguo grupo. The Tremeloes volvió a dar conciertos en bares y discotecas pero aquel intento tampoco funcionó, así que optó por volver definitivamente a Sunningdale, en el condado de Surrey. Influido por el ambiente familiar, Chesney aprendió por sí mismo a tocar el piano y la guitarra cuando era pequeño. Los instrumentos eran para él casi como juguetes. Muy pronto empezó a hacer pequeñas actuaciones en familia, y fue ahí donde se despertó su pasión por la música. Con sólo nueve años grabó su primer disco, titulado «What is a mummy?», pero aquel vinilo no pasó de ser un juego de niños. Ninguna casa de discos quiso arriesgarse a lanzarlo, y Chesney no pudo ver cumplido su sueño infantil de entrar en el Top Of The Pops. Mientras sus compañeros de escuela centraban sus esfuerzos en sacar los cursos, Chesney Hawkes lo llevaba bastante mal con las asignaturas escolares. Odiaba la escuela y sus notas hablaban suficientemente claro de su desinterés por las matemáticas y el inglés. Los otros chicos no entendían su delirio por la música y se burlaban de aquel niño de pelo rubio y lacio que se pasaba el día tarareando canciones y escribiendo en las libretas letras de futuras melodías.

Chesney Hawkes antes y después 

Chesney-Hawkes-antes-y-despues

¿Cómo empezó la vida musical de Chesney Hawkes ?

El cantante de The Who, grupo mítico de los años sesenta, explicaba a la periodista que estaba buscando un joven actor y cantante que hiciera el papel de hijo suyo en una película que el rockero iba a producir. Chesney sintió que el Destino le sonreía: esa era la oportunidad de oro que estaba buscando. Convenció a su padre para que se pusiera en contacto con Daltrey, a quien conocía personalmente de sus años jóvenes, para concertar una entrevista. Hay quien dice que Chesney consiguió el papel por enchufe, pero la verdad es que tuvo que pasar por largas conversaciones con Daltrey, diversas pruebas de fotogenia, interpretación y dotes musicales. Finalmente, Chesney consiguió el papel y pudo debutar en «Buddy’s Song», una
película musical sobre una familia de músicos que se estrenó en la primavera de este año en Inglaterra y que no ha llegado todavía a España. El rodaje del film fue duro y tenso por el doble papel de Roger Daltrey como actor principal y productor. Sin embargo, pasado aquello, las relaciones entre ambos se hicieron muy estrechas y Chesney reconoce que el rockero le enseñó incluso algunos trucos con la respiración para poder cantar con mayor potencia. En la película, además de actuar, Chesney interpretó los temas de la banda sonora y eso fue lo que verdaderamente le hizo destacar. Una de esas canciones, «The one and only»

, escrita por él mismo en colaboración con Nick Kershaw, se colocó en cabeza de las listas de éxitos durante varias semanas, tiempo sobrado para que las fans del joven cantante y actor se multiplicaran a velocidad de vértigo. De la noche a la mañana se convirtió en el cantante-revelación del año en Gran Bretaña y rápidamente en todo el mundo, lloviéndole los contratos y las giras por todas partes. Fue precisamente durante la grabación de un especial de música para una cadena televisiva británica, en el mes de julio, cuando Chesney Hawkes vivió uno de los peores momentos de su vida. Uno de esos momentos en que pensó que de aquella no salía. En el programa, Chesney Hawkes se lanzó en canoa por un turbulento río para demostrar sus habilidades físicas y deportivas. Sin embargo, no pudo evitar que uno de los remolinos del agitado torrente dieran la vuelta a su embarcación, tardó algunos segundos que a él y a todos los que estaban en la filmación les parecieron eternos en salir a flote y poder respirar a pleno pulmón. Afortunadamente, el incidente no pasó de eso, pero el cantante aseguró, ya en tierra firme, que había pensado que no lo contaba. Aunque Chesney ha dicho en muchas entrevistas que da prioridad a su carrera de músico antes que a la de actor, en septiembre pasado su nombre sonaba como candidato número uno a la hora de sustituir el año que viene a Jason Donovan en un importante musical de teatro que el australis no protagoniza en Londres, dirigido por Andrew Lloyd-Webber, uno de los mejores directores del género. Joven, guapo, sexy, cantante y buen actor, Chesney tiene todas las posibilidades de hacer ese papel que sería un puntazo en su carrera de intérprete, aunque en el último momento lo rechazó y ahora está de lleno metido en la composición y grabación de su próximo elepé. Con muy buena cabeza, y seguramente aconsejado por su padre y mánager, Chesney cree que después de un inicio fulgurante de su carrera artística, ahora viene lo más difícil para él y su banda: consolidarse, demostrar que lo suyo no es un «boom» pasajero. Precisamente su banda ha experimentado en este año un aumento en el número de sus componentes. De los tres iniciales Chesney, su hermano Jodie (batería del grupo) y Gary han pasado ser cinco con la incorporación de John, que estudiaba con Jodie, y George, que llegó al grupo por un anuncio.

 

 

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Vous pouvez utiliser ces balises et attributs HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>